La importancia de tomar riesgos calculados en los negocios.

Buen riesgo vs riesgo Malo

Muchas personas crecen con la creencia de que la toma de riesgos es algo negativo. Ya sea que usted está buscando para iniciar un negocio o ampliarlo, cada proyecto trae consigo un riesgo de fracaso. No es bueno para tomar decisiones sobre la marcha, es mejor desarrollar un plan estratégico desde el principio. Cada oportunidad que viene a través debería acelerar hacia adelante a la visión a largo plazo de su empresa. Un buen riesgo es el resultado de la determinación de las necesidades, las áreas que necesitan crecimiento de distinguir, la creación de un plan estratégico, y tomar sobre sí mismo para deshacerse de anticipar omisiones.

La mayoría de los dueños de negocios deben aprender a tomar riesgos calculados, puede que no llegará de forma natural, pero al igual que todo lo demás, si usted quiere tener éxito, usted aprenderá el rasgo. Reconocer el valor de riesgo en los negocios. Tomar riesgos es necesaria para cualquier negocio ideal. Sin riesgos, muy poco se cultiva y clientes aburrirse fácilmente con su producto, servicio o programa. Riesgos abren la puerta a muchas posibilidades.

Riesgos traer el cambio

Para una empresa, los riesgos pueden llevar a nuevos mercados, nuevas personas y nuevas posibilidades. Riesgos obligar a los responsables de acabar con sus miedos y tomar pasos para el futuro de éxito. Muchas personas están atraídos a escuchar la voz en su cabeza que les está diciendo, no es el momento adecuado”o‘¿Debería tratar de nuevo, no funcionó la última vez.’Aprender a conseguir a través de la auto-duda le llevará a nuevos niveles de éxito.

El exceso de análisis

Los líderes tienden a ser insensible en el mundo de los negocios cuando pasan demasiado tiempo pensando en los resultados y los errores probables. El exceso de análisis antes de seguir adelante con el plan, debilita los resultados de la empresa.

Establecer los riesgos

Una gran parte de los riesgos calculados incluyen la localización de los negativos probables y la creación de planes para apagar los incendios después de la ejecución. Al reconocer los riesgos por delante, las empresas pueden tener un mejor resultado hacia el éxito.

Predecir errores

Antes de ejecutar cualquier plan, debe estar preparado para los errores. Son elementos inevitables en la asunción de riesgos. Además, tendrá que estar preparado para manejar los resultados, tolerar la posibilidad de fracasar, y estar listo para crear y desarrollar planes para cambiar las cosas. Tengamos en cuenta que un riesgo es una manera para que la empresa se mueva en una nueva dirección. Los errores son un componente natural del proceso de aprendizaje.

Haz el salto

¡Solo hazlo! Después de sopesar todas las opciones, implementar un plan y sólo ver cómo se desarrolla. El resultado podría ser diferente de lo que se había predicho. El resultado podría ser un fracaso o un éxito completo. Independientemente del resultado, es necesario seguir tomando riesgos, ya que se basa la confianza y trae el éxito de un negocio.

Como mantener una Discusión Experta.

Fabián Asef - Negociación“El único aprendizaje importante en una compañía es el aprendizaje realizado por las personas que tienen el poder de actuar”.

La palabra “discusión” deriva del latín “discutere”, que significa “hacer pedazos”. La discusión es una forma de conversación que promueve la fragmentación. En ámbitos modernos, a pesar de muchos obstáculos institucionales, los directivos empezaron a fomentar en sus equipos de trabajo la “discusión experta”, esta difiere de la discusión improductiva porque los participantes no libran una guerra por la supremacía. Desarrollan un repertorio de técnicas (que incluyen aptitudes para la reflexión y la indagación) para ver cómo encajan los componentes en cada situación, y logran una comprensión más profunda de las fuerzas actúan entre los miembros del equipo.

Como Planificar una Discusión Experta.

1. Definir cuales son las personas que es necesario participen de la Discusión Experta. Cada persona que participa en la discusión debe tener un motivo para participar. También podremos convocar a gente con el objetivo que se valla formando en una tema, su rol en la Discusión Experta será pasivo.

2. Definir cual es el rol que tendrá cada uno en la Discusión Experta. Cada una de las personas que participa debe conocer cual es su función en la Discusión Experta y que se espera de él en la misma.

3. Planear una extensión apropiada de tiempo. Tomar en cuenta que las personas se cansan y pierden capacidad creativa después de dos horas de tiempo en una Discusión Experta. Un equipo puede sostener una Discusión Experta productiva en 30 minutos, o una hora, dependiendo de la naturaleza de la reunión.

4. Acordar el horario y el ámbito de la Discusión Experta, Tener armado el temario con los puntos a desarrollar, con la profundad y el detalle que sea necesario. Anticipar los temas a los asistentes dependiendo del tema a tratar.

5. Disponer de la Información Necesaria. En el momento de la Discusión Experta, es necesario contar con toda la información relevada sobre la problemática a tratar, de tal forma que se puedan responder con precisión a cada una de los planteos ó dudas que surjan durante la Discusión Experta.

6. Suprimir juicios y opiniones. A los efectos de que la Discusión Experta se transforme en una conversación domestica, es de vital importancia evitar dar nuestra opinión al respecto del tema, ó abrir juicio sobre la opinión de otro participante.

7. Evitar ambigüedades. Suprimir las fraces y términos como “no mucho”, “poco”, “casi siempre”, “a veces”, “no se si…”, etc.

8. Concentrarse en los objetivos estipulados. Tener en claro cuales temas debemos dejar cerrados en la Discusión Experta. Una Discusión Experta no es informativa, la Discusión Experta se plantea para la acción, por lo tanto debe quedar claro cuales son las conclusiones y con que pendientes se queda cada uno.

 

Fabián Asef – fasef@memetics.com.ar

Como escuchar en una discusión experta, o en cualquier otra ocasión.

1. Deje de hablar: con los otros y consigo mismo. Aprenda a escuchar su voz interior. No podrá escuchar si está hablando.

2. Imagine el punto de vista de la otra persona. Imagínese la reacción del otro, realizando su labor, enfrentando sus problemas, usando su lenguaje, teniendo sus valores. Si la otra persona es más joven o menos experimentada, recuerde sus primeros pasos.

3. Preste atención y demuestre interés. No lea su correspondencia, no atienda llamadas en su celular, no mande ni reciba menajes de texto, no haga garabatos ni mueva papeles mientras otros hablan.

4. Observe la conducta no verbal, como los gestos, para descubrir sus significados al margen de lo que se dice.

5. No interrumpa. Aumente su nivel de tolerancia.

6. Escuche entre líneas, alerta no sólo a los sentidos explícitos, sino también los implícitos. Tenga en cuenta las connotaciones, además de las denotaciones.

 

Fabián Asef – fasef@memetics.com.ar